Saltar al contenido
Arte12

Aprender a dibujar paso a paso desde cero

Aquí encontrarás todos los artículos relacionados con el dibujo y con aprender a dibujar.

¿Cómo aprender a dibujar paso a paso desde cero?

Cuando hablamos de aprender a dibujar, podemos incursionar en nuestra infancia. Siendo niños, una de nuestras primeras expresiones son los trazos, el dibujo.

En ese momento no importaba si usábamos lápices, colores, pintura, o incluso los dedos en una ventanilla llena de polvo.

Aún sin conocer lo que es el arte, aprendemos a valorar la sensación de un elogio, cuando queremos aprender algo, tener la actitud correcta es lo más importante.

Sin embargo, debemos advertir que la perfección nunca se alcanza, y esto es solo porque nuestras necesidades suelen cambiar con nosotros.

Los garabatos que hacíamos cuando éramos pequeños que poco a poco se convirtieron en figuras de personas con líneas muy básicas; esto fue un avance que sin darnos cuenta se logró. Así mismo el dibujar se puede convertir en nuestra mejor habilidad.

La paciencia y el esfuerzo son la clave para poder desarrollar nuestros musculo de la creatividad y adentrarnos a un mundo nuevo lleno de dimensiones e ideas que vamos a ir plasmando al papel.

Aprender a dibujar lo puede hacer cualquier persona, es una forma de expresión que se puede desarrollar con el tiempo y la práctica.

¿Cómo empezar a practicar el dibujo?

Paso 1

El primer objetivo es aprender las técnicas básicas, una de ellas es trazar y patinar con el lápiz sobre papel.

Las formas o líneas las podemos practicar dibujando inicialmente figuras geométricas.

Ejemplo: crear cuadros y círculos, para dibujar líneas rectas y curvas. Es un calentamiento  con el que perderemos considerablemente la rigidez de los trazos.

Paso 2

Buscar la forma básica del objeto que queremos plasmar. Se recomienda imprimir la imagen de referencia.

Podemos realizar pequeños bocetos y desecharlos rápidamente. Nos permitiremos girar el papel para ir creando las formas más básicas.

Realizar líneas diagonales de lado y lado, para soltar el pulso y lograr trazos firmes.

Por otra parte, podemos tratar de plasmar objetos cotidianos o figuras geométricas.

Paso 3

La práctica de la creatividad es fundamental, cuando dibujamos algo que nos gusta, desarrollamos perspectivas personales, utilizamos nuestro ingenio y  creatividad, para aplicar nuestro conocimiento como una forma propia de expresión.

Paso 4

Es importante nutrirse de otros artistas, inspirarse al observar otras obras.

 

Material de dibujo para principiantes: Lo básico para empezar

Las herramientas juegan un rol importante en la inspiración y los estímulos, aunque no se necesitan materiales específicos, ni de alto costo, nombraremos herramientas que podrás conseguir en tu casa para comenzar a dibujar hoy mismo.

 

Lápices, goma, rotulador

Principalmente vamos a necesitar un lápiz. De igual forma, sabemos que en el mercado existen innumerables marcas, pero lo que debemos tomar en cuenta son las graduaciones de las cuales algunos se identifican con letras y otros con números.

Si nuestros fines son artísticos debemos buscar las graduaciones con letras, pues son de más alta calidad.

Un lápiz H tiene una mina dura, no se desgasta con facilidad pero es más difícil de borrar; el lápiz B posee una mina más suave pero se desgasta fácilmente.

Es importante tener esto en cuenta a la hora de elegir, conociendo ya la magnitud de nuestras necesidades.

Otro material básico en el dibujo es la goma de borrar; y al tratarse de dibujos es preferible usar una goma suave, específicamente las de migajón, ya que estas en particular, no lastiman el papel.

Por otra parte, es necesario también comenzar a desenvolvernos con rotuladores, los resultados que se obtienen con este material es impresionante; sin embargo la calidad dependerá enormemente de la marca y no todos son iguales.

Existen con diferentes puntas, unas más finas que otras, y entre las marcas más recomendadas están los Touchliit. Estos han demostrado ser más duraderos, de mejor calidad y ofrecen una mayor variedad de puntas.

El cuaderno de bocetos

Puedes comenzar con una simple hoja blanca. Pero, el tipo de papel también es muy importante a la hora de dibujar, y existe un cuaderno de bocetos llamado Newsprint; y este no solo es recomendado a los principiantes, es un gran bloc de tamaño A3 con un papel tan suave que al trazar, el lápiz se desliza sin ningún tipo de fricción. (También puedes encontrar pliegos de papel de estraza, similares en textura y bajo precio)

Referencias, libros de Arte, museos

Sin duda, el enriquecimiento visual puede ser determinante para cualquier dibujante, en dado caso podemos recomendar algunos libros que nos ayudaran a ilustrarnos.

  • Los Movimientos del cuerpo humano de Jean Pierre Lamérand
  • Dibujando la anatomía del cuerpo humano de Giovanni Civardi
  • Dibujando figuras, diseño e invención de Michael Hampton

Sin  dejar de mencionar, la innumerable cantidad de museos de arte que pueden servirnos de estímulo e inspiración para nuestras aspiraciones.

Entre los más destacados podemos mencionar al Museo ABC de Dibujo e ilustración en Madrid y el museo de dibujo de Julio Gavín. Castillo de Larrés.

 

Aprender a dibujar a lápiz bien es fundamental

Para lograr incursionar en cualquier tipo de dibujo, primero debemos aprender a dibujar a lápiz.

Dominando esta técnica, seremos capaces de lograr diversos trabajos como:

  • Formas bases
  • Dibujos con sombras
  • Paisajes
  • Realismo
  • Dibujos en 3 dimensiones.

Evidentemente el lápiz es la principal herramienta, y solo con este, podemos incorporar al dibujo sus sombras, reflejos y brillos.

Para aprender a dibujar bien a lápiz es recomendable comenzar con un bloc para esbozos.

Este tipo de papel se puede usar con diversos tipos de objetos para dibujar, ya que tiene un gramaje de 90 y el tamaño de las hojas es de A3. Solo no admite la acuarela.

Es bastante económico, de muy buena calidad y para practicar uno que otro proyecto será perfecto.

Practica del encaje

Primero debemos decidir el tamaño de nuestro dibujo. Es necesario practicar el encaje para que el dibujo no se salga del papel, ni tampoco quede demasiado pequeño.

El encaje se utiliza para delimitar el objeto, para darle profundidad y perspectiva.

Debemos marcar la altura y la anchura de nuestro dibujo. Es como una caja imaginaria en donde metemos lo que vamos a dibujar.

Se puede comenzar dibujando un jarrón o una taza.

Las figuras geométricas:

Es importante saber que las formas geométricas son la base de cualquier dibujo. El dibujar a mano alzada las figuras geométricas nos ayudará a determinar y componer las dimensiones de una nueva forma irregular a través de ellas:

Cuadros, rectángulos, círculos, cilindro, cono, esfera, polígonos, cubo, primas, entre otros.

  • Para las líneas principales podemos usar lápices estándar HB.
  • Para las sombras utilizaremos lápices 2B y 4B, y en cuanto nuestro dibujo comience a respetar las proporciones, podemos comenzar a sombrear ejerciendo un poco de fuerza extra, trazando verticalmente en las zonas más oscuras y tratando de diversificar grises intermedios.
  • Debemos evaluar nuestros fallos. Normalmente las primeras fallas en el dibujo radican en las proporciones, y la mejor manera de percibir estos errores es observando nuestro trabajo reflejado en un espejo o desde alguna otra posición.
  • No usemos ningún otro instrumento, debemos intentar hacer todo el dibujo a mano alzada para que resulte un poco más natural.

 

Grados de dureza del lápiz

Los lápices tienen grado de dureza, en ellos se usa una mayor o menor cantidad de grafito.

Mientras más duro sea el lápiz, su marca será más suave.

Duros: podemos identificarlos con una H.

Blandos: con una B.

Estándar: HB.

 

Copia del natural

Es una práctica muy sencilla en la que se hace una copia del dibujo y luego se traza sobre esa imagen que sirve de guía. Es un ejercicio excelente para ir conociendo las dimensiones y los detalles.

 

Dibujar desde la memoria

Paul Klee solía decir, que el arte hace visible a lo invisible. Y es que el dibujo es un acto de la memoria, de recordar precisa o parcialmente las claves gráficas de una imagen.

Y el dibujante pretende trasladar esta imagen a un lienzo para que sea expuesto, y esta logre transmitir una fuerte presencia al observador.

Hemisferios del cerebro

La noción de los dos hemisferios del cerebro no es una teoría tan exagerada. Así como en el lado izquierdo, se localiza la función racional del lenguaje, ha quedado en evidencia que en el derecho existe una mayor inclinación al arte y la creatividad.

No existe un criterio definitivo para dibujar, estos pueden llegar a ser realistas, abstractos, gestuales, premeditados o automáticos.

En cada uno de ellos, la intención que se esconde es un acto mental y a veces intelectual, pero siempre parten de un modelo material o inmaterial.

Para dibujar desde nuestra memoria debemos considerar tres aspectos:

  • Percibir,
  • Memorizar
  • Reconstruir

Cuando recibimos información llena de estímulos visuales, la vista y el cerebro trabajan de una forma determinada.

Luego la percepción le da el sentido a todo eso que vemos.

Desde el primer momento en que tenemos un estímulo, la percepción se presenta, y trabaja en función de que el cerebro indique una respuesta clara de lo que recibimos.

Entonces la memoria lo toma de una manera definitiva, y toda esta información es discriminada o almacenada.

Estos datos se incorporan en nuestros recuerdos, conocimientos y experiencias por medio de un proceso de abstracción.

De esta manera, es posible la reconstrucción, en la cual plasmamos el producto, el resultado de nuestra clasificación personal.

Cuando dibujamos desde la memoria, es necesario recordar y continuar visualizando la información hasta volcarla en un dibujo, es por ello que las artes plásticas, tienen cierta exigencia en el trabajo de la retentiva.

 

Aprender a dibujar paso a paso

Personas

Aprender a dibujar personas requiere de diversas técnicas y por supuesto, mucha práctica. A continuación mencionare ciertas claves con las que podemos dibujar hombres y mujeres. No importa si somos principiantes, existen ciertos métodos que pueden acelerar la experiencia.

Proporción

Debemos conocer las proporciones del cuerpo humano, tanto de pie como sentado y hasta en diferentes ángulos.

Comenzaremos con la figura de una mujer, que bien sabemos debe ser un poco más estrecha que la de un hombre, claro que en su mejor forma.

  1. Utilizaremos la cabeza como la referencia para medir tal proporción.
  2. Para sus hombros, el ancho será el equivalente a dos cabezas.
  3. Pasamos a los pezones, estos debemos ubicarlos más abajo que los de un hombre.
  4. Para la cintura utilizaremos la misma proporción de su cabeza.
  5. La medida de sus glúteos, será el equivalente al ancho de una cabeza y media.
  6. Sus gemelos o batatas, desde la perspectiva frontal, tienen la medida de una cabeza en su parte más ancha.
  7. Y por último debemos considerar que la altura ideal de la mujer deberá estar conformada por ocho de sus cabezas.

 

 

 

Figura masculina

Usaremos la misma técnica referencial con la cabeza, por supuesto, tomando en cuenta que su figura es más ancha.

  1. Luego de medir la cabeza, pasaremos a sus hombros, los cuales son proporcionalmente el equivalente a tres cabezas;
  2. De pezón a pezón debe existir un espacio de una cabeza;
  3. La cintura debe ser un poco más ancha que una cabeza;
  4. Sus gemelos deberán componerse por una cabeza de ancho.

Una vez que tomamos en cuenta estas proporciones, solo debemos comenzar a componer.

La estructura de las personas está básicamente hecha de círculos y líneas, así como lo hacíamos cuando niños.

  • Dibujaremos un circulo para la cabeza, una especie de triangulo curvilíneo puede representar la parte superior del torso.
  • Dos círculos para los hombros
  • Líneas para los brazos y círculos para las manos.

Y estas mismas formas, se pueden dibujar en diferentes poses y acciones. Pueden estar sentados, bailando o jugando.

Luego de esto, le aplicamos masa a nuestros muñequitos de palitos, y ésta también puede conformarse por óvalos o círculos e ir uniéndolos consecutivamente.

Caras

  1. Para la figura básica de un rostro usaremos un círculo o un óvalo;
  2. Trazaremos algunas líneas que nos guiarán para diferenciar las partes de la misma y ubicar los ojos, la nariz, la boca y las orejas. Con una línea vertical dividiremos la mitad de la cara, y con líneas horizontales la distribución del rostro.
  3. La nariz se compone por cuatro estructuras, estas son el tabique, las aletas nasales, las fosas y la punta de la nariz; y un buen dibujo de nariz dependerá por completo de las sombras.
  4. Para la nariz comenzaremos con un pequeño círculo como base para la punta, y a este le agregamos dos líneas verticales que determinaran la longitud;
  5. Luego trazaremos dos líneas horizontales en los laterales de este círculo y dos curvas;
  6. Todo esto se unirá en un triángulo y formará el cuerpo;
  7. Para dibujar la boca, primero debemos establecer los ejes, con dos líneas rectas, una vertical y una horizontal;
  8. La línea horizontal será la base para el labio superior y el límite para el labio inferior;
  9. Se delimita el ancho de la boca dibujando dos líneas en los extremos de la línea horizontal que indicaran el nivel de las comisuras.
  10. Por último componemos los labios con líneas curvas o con un segmento de ovalo. Y colocamos las orejas en los laterales, fuera de la línea de la cabeza y a la altura de los ojos, con una forma ovalada.

 

Ojos

Para los ojos comenzaremos con un semiarco que ira unido a otro semiarco en la parte de abajo, luego dibujaremos un ovalo dentro de estos para la forma del ojo;

Un semicírculo representará el lagrimal en conde comienza el ovalo;

Luego se traza una línea similar a los semiarcos para dibujar los parpados;

Siguiente a esto pasamos al reflejo, una pequeña forma en la parte superior de la pupila que indica la dirección de la mirada;

Por último, rellenamos con líneas el borde interior del iris y de la pupila. Seguimos con las pestañas superiores e inferiores, y difuminamos para agregar más volumen.

Animales

Para aprender a dibujar animales podemos utilizar básicamente las mismas técnicas que con los seres humanos.

Podemos usar figuras geométricas que logren conformar la composición de su cuerpo, será solo cuestión de aprender a dibujar el pelaje si lo amerita y conocer un poco de su anatomía.

 

¿Cómo dibujar bien? La búsqueda del estilo

Cuando superamos todas estas fases para aprender a dibujar, podemos definir nuestras inclinaciones. Pero sólo si tenemos estas inclinaciones por algo en específico, no es estrictamente necesario decidirse por un estilo en particular.

Existen diferentes dibujantes que parecen tener un estilo muy similar entre sí. No obstante, el estilo suele ser importante porque le otorga cierta profesionalidad al ejercicio, lo convierte en una firma que amalgama todo nuestro trabajo y le añade una identidad.

Así como esos artistas que mantienen una forma de dibujar durante toda su carrera, lo que nos permite reconocer su autoría a simple vista en cualquiera de sus trabajos.

El estilo se define como una serie de características que conforman la técnica de un artista, y que lo hacen diferir del resto y ser reconocible.

Pero por supuesto, que alcanzar un estilo propio es cuestión de desarrollar un estilo ya existente y darle nuestra mejor versión.

Manga/ Anime

Al mencionar el estilo anime o manga, todos sabemos de lo que estamos hablando. Este se ha convertido en un tipo de dibujo inconfundible y muy particular que es originario de Japón.

Uno de los principales represéntate fue Osamu Tezuka en 1960.

Se caracterizan por representar a humanos un poco fuera de lo común.

Con ojos muy grandes, cabello y vestimenta extravagante. Y aunque a primera vista, todos parecen iguales, existe un sin número de diferencias que van desde los más sencillos hasta los más detallados.

Cómics

Por otro lado están los cómics, que son dibujos de relatos e historias que se enmarcan en viñetas.

En su evolución se ha venido acercando cada vez más al detallismo, a lo estético, su complejidad y sobre todo a la composición.

Kawaii

Este es un estilo de dibujo bastante sencillo, proveniente de Japón y se caracteriza por que los trazos son muy delgados y los dibujos son muy infantiles.

La palabra Kawaii significa tierno y se ha convertido en una expresión cultural del país asiático.

Caricaturas

Las caricaturas particularmente, poseen el estilo propio y único de cada autor. Sin importar el personaje, la historia o el sentido de la caricatura, estas se identifican por humanizar objetos, animales, crear personajes desproporcionados, y todo lo que la imaginación sea capaz de crear.

Si estamos en la búsqueda de un estilo propio, mencionare algunos tips que podrían ayudar.

  1. Hallar una fuente de inspiración, como el estilo de algún artista por el que sintamos admiración.
  2. Definir lo que nos gusta, y luego de elegir un estilo ya concebido, decidir el tipo de líneas que podemos usar. (Suaves, redondeadas, oscuras, rectas o irregulares)
  3. Trabajar en el estilo que hemos elegido y comenzar a modificar, a hacer garabatos del modelo base, y añadirle nuestra esencia propia.

¿Cómo aprender a dibujar paso a paso desde cero?

Cuando hablamos de aprender a dibujar, podemos incursionar en nuestra infancia. Siendo niños, una de nuestras primeras expresiones son los trazos, el dibujo.

En ese momento no importaba si usábamos lápices, colores, pintura, o incluso los dedos en una ventanilla llena de polvo.

Aún sin conocer lo que es el arte, aprendemos a valorar la sensación de un elogio, cuando queremos aprender algo, tener la actitud correcta es lo más importante.

Sin embargo, debemos advertir que la perfección nunca se alcanza, y esto es solo porque nuestras necesidades suelen cambiar con nosotros.

Los garabatos que hacíamos cuando éramos pequeños que poco a poco se convirtieron en figuras de personas con líneas muy básicas; esto fue un avance que sin darnos cuenta se logró. Así mismo el dibujar se puede convertir en nuestra mejor habilidad.

La paciencia y el esfuerzo son la clave para poder desarrollar nuestros musculo de la creatividad y adentrarnos a un mundo nuevo lleno de dimensiones e ideas que vamos a ir plasmando al papel.

Aprender a dibujar lo puede hacer cualquier persona, es una forma de expresión que se puede desarrollar con el tiempo y la práctica.

¿Cómo empezar a practicar el dibujo?

Paso 1

El primer objetivo es aprender las técnicas básicas, una de ellas es trazar y patinar con el lápiz sobre papel.

Las formas o líneas las podemos practicar dibujando inicialmente figuras geométricas.

Ejemplo: crear cuadros y círculos, para dibujar líneas rectas y curvas. Es un calentamiento  con el que perderemos considerablemente la rigidez de los trazos.

Paso 2

Buscar la forma básica del objeto que queremos plasmar. Se recomienda imprimir la imagen de referencia.

Podemos realizar pequeños bocetos y desecharlos rápidamente. Nos permitiremos girar el papel para ir creando las formas más básicas.

Realizar líneas diagonales de lado y lado, para soltar el pulso y lograr trazos firmes.

Por otra parte, podemos tratar de plasmar objetos cotidianos o figuras geométricas.

Paso 3

La práctica de la creatividad es fundamental, cuando dibujamos algo que nos gusta, desarrollamos perspectivas personales, utilizamos nuestro ingenio y  creatividad, para aplicar nuestro conocimiento como una forma propia de expresión.

Paso 4

Es importante nutrirse de otros artistas, inspirarse al observar otras obras.

 

Material de dibujo para principiantes: Lo básico para empezar

Las herramientas juegan un rol importante en la inspiración y los estímulos, aunque no se necesitan materiales específicos, ni de alto costo, nombraremos herramientas que podrás conseguir en tu casa para comenzar a dibujar hoy mismo.

 

Lápices, goma, rotulador

Principalmente vamos a necesitar un lápiz. De igual forma, sabemos que en el mercado existen innumerables marcas, pero lo que debemos tomar en cuenta son las graduaciones de las cuales algunos se identifican con letras y otros con números.

Si nuestros fines son artísticos debemos buscar las graduaciones con letras, pues son de más alta calidad.

Un lápiz H tiene una mina dura, no se desgasta con facilidad pero es más difícil de borrar; el lápiz B posee una mina más suave pero se desgasta fácilmente.

Es importante tener esto en cuenta a la hora de elegir, conociendo ya la magnitud de nuestras necesidades.

Otro material básico en el dibujo es la goma de borrar; y al tratarse de dibujos es preferible usar una goma suave, específicamente las de migajón, ya que estas en particular, no lastiman el papel.

Por otra parte, es necesario también comenzar a desenvolvernos con rotuladores, los resultados que se obtienen con este material es impresionante; sin embargo la calidad dependerá enormemente de la marca y no todos son iguales.

Existen con diferentes puntas, unas más finas que otras, y entre las marcas más recomendadas están los Touchliit. Estos han demostrado ser más duraderos, de mejor calidad y ofrecen una mayor variedad de puntas.

El cuaderno de bocetos

Puedes comenzar con una simple hoja blanca. Pero, el tipo de papel también es muy importante a la hora de dibujar, y existe un cuaderno de bocetos llamado Newsprint; y este no solo es recomendado a los principiantes, es un gran bloc de tamaño A3 con un papel tan suave que al trazar, el lápiz se desliza sin ningún tipo de fricción. (También puedes encontrar pliegos de papel de estraza, similares en textura y bajo precio)

Referencias, libros de Arte, museos

Sin duda, el enriquecimiento visual puede ser determinante para cualquier dibujante, en dado caso podemos recomendar algunos libros que nos ayudaran a ilustrarnos.

  • Los Movimientos del cuerpo humano de Jean Pierre Lamérand
  • Dibujando la anatomía del cuerpo humano de Giovanni Civardi
  • Dibujando figuras, diseño e invención de Michael Hampton

Sin  dejar de mencionar, la innumerable cantidad de museos de arte que pueden servirnos de estímulo e inspiración para nuestras aspiraciones.

Entre los más destacados podemos mencionar al Museo ABC de Dibujo e ilustración en Madrid y el museo de dibujo de Julio Gavín. Castillo de Larrés.

 

Aprender a dibujar a lápiz bien es fundamental

Para lograr incursionar en cualquier tipo de dibujo, primero debemos aprender a dibujar a lápiz.

Dominando esta técnica, seremos capaces de lograr diversos trabajos como:

  • Formas bases
  • Dibujos con sombras
  • Paisajes
  • Realismo
  • Dibujos en 3 dimensiones.

Evidentemente el lápiz es la principal herramienta, y solo con este, podemos incorporar al dibujo sus sombras, reflejos y brillos.

Para aprender a dibujar bien a lápiz es recomendable comenzar con un bloc para esbozos.

Este tipo de papel se puede usar con diversos tipos de objetos para dibujar, ya que tiene un gramaje de 90 y el tamaño de las hojas es de A3. Solo no admite la acuarela.

Es bastante económico, de muy buena calidad y para practicar uno que otro proyecto será perfecto.

Practica del encaje

Primero debemos decidir el tamaño de nuestro dibujo. Es necesario practicar el encaje para que el dibujo no se salga del papel, ni tampoco quede demasiado pequeño.

El encaje se utiliza para delimitar el objeto, para darle profundidad y perspectiva.

Debemos marcar la altura y la anchura de nuestro dibujo. Es como una caja imaginaria en donde metemos lo que vamos a dibujar.

Se puede comenzar dibujando un jarrón o una taza.

Las figuras geométricas:

Es importante saber que las formas geométricas son la base de cualquier dibujo. El dibujar a mano alzada las figuras geométricas nos ayudará a determinar y componer las dimensiones de una nueva forma irregular a través de ellas:

Cuadros, rectángulos, círculos, cilindro, cono, esfera, polígonos, cubo, primas, entre otros.

  • Para las líneas principales podemos usar lápices estándar HB.
  • Para las sombras utilizaremos lápices 2B y 4B, y en cuanto nuestro dibujo comience a respetar las proporciones, podemos comenzar a sombrear ejerciendo un poco de fuerza extra, trazando verticalmente en las zonas más oscuras y tratando de diversificar grises intermedios.
  • Debemos evaluar nuestros fallos. Normalmente las primeras fallas en el dibujo radican en las proporciones, y la mejor manera de percibir estos errores es observando nuestro trabajo reflejado en un espejo o desde alguna otra posición.
  • No usemos ningún otro instrumento, debemos intentar hacer todo el dibujo a mano alzada para que resulte un poco más natural.

 

Grados de dureza del lápiz

Los lápices tienen grado de dureza, en ellos se usa una mayor o menor cantidad de grafito.

Mientras más duro sea el lápiz, su marca será más suave.

Duros: podemos identificarlos con una H.

Blandos: con una B.

Estándar: HB.

 

Copia del natural

Es una práctica muy sencilla en la que se hace una copia del dibujo y luego se traza sobre esa imagen que sirve de guía. Es un ejercicio excelente para ir conociendo las dimensiones y los detalles.

 

Dibujar desde la memoria

Paul Klee solía decir, que el arte hace visible a lo invisible. Y es que el dibujo es un acto de la memoria, de recordar precisa o parcialmente las claves gráficas de una imagen.

Y el dibujante pretende trasladar esta imagen a un lienzo para que sea expuesto, y esta logre transmitir una fuerte presencia al observador.

Hemisferios del cerebro

La noción de los dos hemisferios del cerebro no es una teoría tan exagerada. Así como en el lado izquierdo, se localiza la función racional del lenguaje, ha quedado en evidencia que en el derecho existe una mayor inclinación al arte y la creatividad.

No existe un criterio definitivo para dibujar, estos pueden llegar a ser realistas, abstractos, gestuales, premeditados o automáticos.

En cada uno de ellos, la intención que se esconde es un acto mental y a veces intelectual, pero siempre parten de un modelo material o inmaterial.

Para dibujar desde nuestra memoria debemos considerar tres aspectos:

  • Percibir,
  • Memorizar
  • Reconstruir

Cuando recibimos información llena de estímulos visuales, la vista y el cerebro trabajan de una forma determinada.

Luego la percepción le da el sentido a todo eso que vemos.

Desde el primer momento en que tenemos un estímulo, la percepción se presenta, y trabaja en función de que el cerebro indique una respuesta clara de lo que recibimos.

Entonces la memoria lo toma de una manera definitiva, y toda esta información es discriminada o almacenada.

Estos datos se incorporan en nuestros recuerdos, conocimientos y experiencias por medio de un proceso de abstracción.

De esta manera, es posible la reconstrucción, en la cual plasmamos el producto, el resultado de nuestra clasificación personal.

Cuando dibujamos desde la memoria, es necesario recordar y continuar visualizando la información hasta volcarla en un dibujo, es por ello que las artes plásticas, tienen cierta exigencia en el trabajo de la retentiva.

 

Aprender a dibujar paso a paso

Personas

Aprender a dibujar personas requiere de diversas técnicas y por supuesto, mucha práctica. A continuación mencionare ciertas claves con las que podemos dibujar hombres y mujeres. No importa si somos principiantes, existen ciertos métodos que pueden acelerar la experiencia.

Proporción

Debemos conocer las proporciones del cuerpo humano, tanto de pie como sentado y hasta en diferentes ángulos.

Comenzaremos con la figura de una mujer, que bien sabemos debe ser un poco más estrecha que la de un hombre, claro que en su mejor forma.

  1. Utilizaremos la cabeza como la referencia para medir tal proporción.
  2. Para sus hombros, el ancho será el equivalente a dos cabezas.
  3. Pasamos a los pezones, estos debemos ubicarlos más abajo que los de un hombre.
  4. Para la cintura utilizaremos la misma proporción de su cabeza.
  5. La medida de sus glúteos, será el equivalente al ancho de una cabeza y media.
  6. Sus gemelos o batatas, desde la perspectiva frontal, tienen la medida de una cabeza en su parte más ancha.
  7. Y por último debemos considerar que la altura ideal de la mujer deberá estar conformada por ocho de sus cabezas.

 

 

 

Figura masculina

Usaremos la misma técnica referencial con la cabeza, por supuesto, tomando en cuenta que su figura es más ancha.

  1. Luego de medir la cabeza, pasaremos a sus hombros, los cuales son proporcionalmente el equivalente a tres cabezas;
  2. De pezón a pezón debe existir un espacio de una cabeza;
  3. La cintura debe ser un poco más ancha que una cabeza;
  4. Sus gemelos deberán componerse por una cabeza de ancho.

Una vez que tomamos en cuenta estas proporciones, solo debemos comenzar a componer.

La estructura de las personas está básicamente hecha de círculos y líneas, así como lo hacíamos cuando niños.

  • Dibujaremos un circulo para la cabeza, una especie de triangulo curvilíneo puede representar la parte superior del torso.
  • Dos círculos para los hombros
  • Líneas para los brazos y círculos para las manos.

Y estas mismas formas, se pueden dibujar en diferentes poses y acciones. Pueden estar sentados, bailando o jugando.

Luego de esto, le aplicamos masa a nuestros muñequitos de palitos, y ésta también puede conformarse por óvalos o círculos e ir uniéndolos consecutivamente.

Caras

  1. Para la figura básica de un rostro usaremos un círculo o un óvalo;
  2. Trazaremos algunas líneas que nos guiarán para diferenciar las partes de la misma y ubicar los ojos, la nariz, la boca y las orejas. Con una línea vertical dividiremos la mitad de la cara, y con líneas horizontales la distribución del rostro.
  3. La nariz se compone por cuatro estructuras, estas son el tabique, las aletas nasales, las fosas y la punta de la nariz; y un buen dibujo de nariz dependerá por completo de las sombras.
  4. Para la nariz comenzaremos con un pequeño círculo como base para la punta, y a este le agregamos dos líneas verticales que determinaran la longitud;
  5. Luego trazaremos dos líneas horizontales en los laterales de este círculo y dos curvas;
  6. Todo esto se unirá en un triángulo y formará el cuerpo;
  7. Para dibujar la boca, primero debemos establecer los ejes, con dos líneas rectas, una vertical y una horizontal;
  8. La línea horizontal será la base para el labio superior y el límite para el labio inferior;
  9. Se delimita el ancho de la boca dibujando dos líneas en los extremos de la línea horizontal que indicaran el nivel de las comisuras.
  10. Por último componemos los labios con líneas curvas o con un segmento de ovalo. Y colocamos las orejas en los laterales, fuera de la línea de la cabeza y a la altura de los ojos, con una forma ovalada.

 

Ojos

Para los ojos comenzaremos con un semiarco que ira unido a otro semiarco en la parte de abajo, luego dibujaremos un ovalo dentro de estos para la forma del ojo;

Un semicírculo representará el lagrimal en conde comienza el ovalo;

Luego se traza una línea similar a los semiarcos para dibujar los parpados;

Siguiente a esto pasamos al reflejo, una pequeña forma en la parte superior de la pupila que indica la dirección de la mirada;

Por último, rellenamos con líneas el borde interior del iris y de la pupila. Seguimos con las pestañas superiores e inferiores, y difuminamos para agregar más volumen.

Animales

Para aprender a dibujar animales podemos utilizar básicamente las mismas técnicas que con los seres humanos.

Podemos usar figuras geométricas que logren conformar la composición de su cuerpo, será solo cuestión de aprender a dibujar el pelaje si lo amerita y conocer un poco de su anatomía.

 

¿Cómo dibujar bien? La búsqueda del estilo

Cuando superamos todas estas fases para aprender a dibujar, podemos definir nuestras inclinaciones. Pero sólo si tenemos estas inclinaciones por algo en específico, no es estrictamente necesario decidirse por un estilo en particular.

Existen diferentes dibujantes que parecen tener un estilo muy similar entre sí. No obstante, el estilo suele ser importante porque le otorga cierta profesionalidad al ejercicio, lo convierte en una firma que amalgama todo nuestro trabajo y le añade una identidad.

Así como esos artistas que mantienen una forma de dibujar durante toda su carrera, lo que nos permite reconocer su autoría a simple vista en cualquiera de sus trabajos.

El estilo se define como una serie de características que conforman la técnica de un artista, y que lo hacen diferir del resto y ser reconocible.

Pero por supuesto, que alcanzar un estilo propio es cuestión de desarrollar un estilo ya existente y darle nuestra mejor versión.

Manga/ Anime

Al mencionar el estilo anime o manga, todos sabemos de lo que estamos hablando. Este se ha convertido en un tipo de dibujo inconfundible y muy particular que es originario de Japón.

Uno de los principales represéntate fue Osamu Tezuka en 1960.

Se caracterizan por representar a humanos un poco fuera de lo común.

Con ojos muy grandes, cabello y vestimenta extravagante. Y aunque a primera vista, todos parecen iguales, existe un sin número de diferencias que van desde los más sencillos hasta los más detallados.

Cómics

Por otro lado están los cómics, que son dibujos de relatos e historias que se enmarcan en viñetas.

En su evolución se ha venido acercando cada vez más al detallismo, a lo estético, su complejidad y sobre todo a la composición.

Kawaii

Este es un estilo de dibujo bastante sencillo, proveniente de Japón y se caracteriza por que los trazos son muy delgados y los dibujos son muy infantiles.

La palabra Kawaii significa tierno y se ha convertido en una expresión cultural del país asiático.

Caricaturas

Las caricaturas particularmente, poseen el estilo propio y único de cada autor. Sin importar el personaje, la historia o el sentido de la caricatura, estas se identifican por humanizar objetos, animales, crear personajes desproporcionados, y todo lo que la imaginación sea capaz de crear.

Si estamos en la búsqueda de un estilo propio, mencionare algunos tips que podrían ayudar.

  1. Hallar una fuente de inspiración, como el estilo de algún artista por el que sintamos admiración.
  2. Definir lo que nos gusta, y luego de elegir un estilo ya concebido, decidir el tipo de líneas que podemos usar. (Suaves, redondeadas, oscuras, rectas o irregulares)
  3. Trabajar en el estilo que hemos elegido y comenzar a modificar, a hacer garabatos del modelo base, y añadirle nuestra esencia propia.